La Diabetes: epidemia que crece entre los hispanos

“Cada año más hispanos son diagnosticados con diabetes, convirtiendo a esta enfermedad en una epidemia entre los hispanos. La diabetes es una de las principales causas de muerte y discapacidad en Estados Unidos. Es la sexta causa principal de muerte entre los hispanos en este país y la cuarta causa principal de muerte entre las mujeres y los ancianos hispanos.

Los hispanos son más propensos a desarrollar diabetes que la población general y se estima que 2,5 millones de latinos mayores de 20 años tienen diabetes mellitus, así como diabetes no diagnosticada. La diabetes es un grupo de enfermedades que se caracterizan por los altos niveles de glucosa en la sangre como resultado de defectos en la producción de insulina, la acción de la insulina o ambos y suele estar asociado a antecedentes familiares de diabetes, edad mayor de 45 años, embarazos, colesterol alto, presión arterial alta y obesidad, que se encuentra en muchos hispanos. Si no es tratada, la diabetes puede conducir a complicaciones graves como enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal, presión arterial alta, ceguera y amputaciones.

La diabetes se clasifica en dos tipos: 1 y tipo 2. el tipo 1 es la destrucción de la insulina del cuerpo y el tipo 2, que es común entre los hispanos, es la falta de producción suficiente de insulina por parte del cuerpo. Los síntomas de la diabetes tipo 1 son aumento de la sed y orinar, hambre constante, pérdida de peso, visión borrosa y fatiga extrema, que generalmente se desarrollan en un corto período de tiempo. Si la diabetes tipo 1 no se diagnostica y se trata, una persona puede entrar en un coma mortal. La diabetes tipo 2, antes conocida como diabetes del adulto, se produce cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o no puede usar la insulina que produce eficazmente. Esta forma de diabetes generalmente se desarrolla en los adultos mayores de 40. Los síntomas de la diabetes tipo 2 son: cansancio, enfermedad, sed poco común, necesidad frecuente de orinar (especialmente por la noche), pérdida de peso, infecciones frecuentes y heridas de lenta curación. Algunas personas no tienen síntomas.

La diabetes no tiene cura, pero es posible controlarla a través de la gestión médica y los cambios de estilo de vida tales como comer una dieta saludable y el establecimiento de ejercicio diario.

Estudios han demostrado que el ejercicio moderado y una dieta saludable pueden retrasar y posiblemente prevenir la diabetes tipo 2. Los latinos deben tomar conciencia sobre todos los aspectos de la diabetes: lo que es la enfermedad, lo que les hace a sus cuerpos, cómo prevenirla y cómo tratar de revertirla si ya la tienen.

En Roya Family Medical Center podemos diagnosticar la diabetes mediante la realización de una prueba de detección para medir la cantidad de azúcar en la sangre. Póngase en contacto con la clinica si usted comienza a sentir mucha sed y orinar más, si tiene visión borrosa o tiene heridas que tardan en sanar. La diabetes no es como otros problemas de salud. No se va como un resfriado o la gripe. Usted es responsable por el tratamiento de la diabetes.”

Michelle J. Alexandre, MD