Para las mujeres de todas las razas

Octubre es un mes muy importante para todas las mujeres, no solo para las que tienen cáncer de mama o para la búsqueda de una cura a este mal, sino para la toma de conciencia de  la lucha que se hace para derrotar a esta enfermedad potencialmente amenazadora.

El cáncer de mama es el segundo cáncer más común en las mujeres de Estados Unidos, dejando a familias de todo el mundo incompletas y en duelo por la pérdida de un ser querido como una madre, abuela, hija, hermana o amiga.

La edad, antecedentes familiares o historia personal (dieta, menstruación temprana, menopausia tardía, embarazos después de la edad de 35, etc.), aumenta el riesgo de cáncer de mama. Aunque este cáncer es común en las mujeres caucásicas, tiene mayor tasa de desarrollo en mujeres mayores de 50 y mayor tasa de mortalidad en mujeres afroamericanas e hispanas. Sin embargo el cáncer de mama es más grave en la raza hispana debido a la pobreza, falta de seguro médico, falta de conciencia, el no hablar Inglés y la baja participación de las mujeres hispanas mayores de 40 años, lo que las hace más susceptibles a una mamografía anormal antes de que los síntomas clínicos se noten.

Aunque el cáncer de mama sea de los tipos de cáncer de más bajo desarrollo en la comunidad, las mujeres estadounidenses tienen un mayor porcentaje de tasa de supervivencia, por lo que este tipo de cáncer se convierte en la principal causa de muerte entre las mujeres hispanas.

Todavía se está en la búsqueda de una cura, además de otras alternativas como la extirpación de la mama, la quimioterapia o la radioterapia. Las mujeres entre las edades de 20 y 39 deben hacerse exámenes regulares de sí mismo una semana antes o después de la menstruación, así como exámenes físicos realizados por el médico. Sin embargo, las mujeres mayores de 35 años deben realizarse un mamograma para determinar que no existe ningún crecimiento temprano de células anormales o detección de los genes 1 (BRCA 1) y 2 (BRCA 2), que es una de las causas del cáncer de mama.

Les recomiendo que los autoexámenes de mama se realicen mensualmente para las mujeres de 20  a 39 años, para detectar un bulto anormal, sangre, secreción de los pezones, dolor en el pezón o inflamación en la parte inferior del pecho. Las mujeres que encuentren estos síntomas deben informar a su médico y preguntar por cualquier información adicional sobre el cáncer de mama.

Como mujer fuerte y médico apoyo a mis pacientes de todas las comunidades, sobre todo hispana, a pedir información sobre el cáncer de mama y hago mi parte para ayudar en la lucha, prevención y atención de esta enfermedad, así como aliento a mis pacientes a hacerse un mamograma a la edad de 35 años.

En mi pasión por ayudar, mi corazón queda de color rosa y junto a mi personal promocionamos  la lucha contra el cáncer de mama en mi oficina de Royal Family Medical Center. Quiero que sepan que si no tienen seguro o tienen condiciones de pobreza hay formas en que la comunidad puede ayudar, así como líneas directas de cáncer de mama, grupos de apoyo, sitios web y mi clínica Royal Family Medical Center, que siempre ayuda y proporciona exámenes físico del seno gratis y el apoyo para ayudar a nuestros compañeras mujeres.

Michelle J. Alexandre, MD